lunes, 8 de octubre de 2007

Carta a la desesperación

Amor utopico
No se porque te sigo
Por que me desvelo
Por que te pienso
Por que me creo

Sos el minuto en el cual soy feliz
Tu cuerpo es bello, pero solo es un instrumento para que pruebes lo que siento.
Me encierro otra vez, pero no me siento solo, estas vos.

Odio ser otro tonto, pero a la vez no me importa
Mi felicidad es muy vana, pero asi es mi vida

Solo con tus minutos lleno ese espacio que me separan de la triste monotonia.

3 comentarios:

Gaby dijo...

Algo parecido me sucede!!!

lo senti en el alma y en el corazón!!!

besitos mi niño!

sil dijo...

Javi: en este momento de mi vida me veo reflejada en esto que escribiste.
"Odio ser otro tonto, pero a la vez no me importa
Mi felicidad es muy vana, pero asi es mi vida"

muy buena

un beso

el Cerdo sin galera dijo...

Ah, dejate de joder. Esta es una poesia bajonera, y vos vivis de joda y te gusta, Silvia; encima estás leyéndo ésto y decís que no te meta en mis comentarios.